Nuevas recetas

Budweiser apunta a la cultura juvenil con una nueva línea de ropa en PacSun

Budweiser apunta a la cultura juvenil con una nueva línea de ropa en PacSun


Los adultos jóvenes no necesitan una identificación falsa para comprar esta colección con temática de cerveza

La nueva colección de ropa de Budweiser te mantendrá abrigado este invierno.

Budweiser ha colaborado con la marca de ropa urbana Been Trill para una nueva línea de ropa de invierno que está disponible exclusivamente en PacSun, un minorista que abraza la cultura juvenil y se enfoca en el estilo de vida del sur de California.

La colección se aleja ligeramente de los típicos productos básicos de surf y skate de PacSun y se sumerge en la tendencia de la América vintage con estilos centrados en el logotipo que presentan banda camisetas y ahora la marca de cerveza "All-American", según Primero nos damos un festín.

El logotipo de la cerveza se abre paso en una variedad de camisetas, chaquetas y accesorios que van desde $ 4,95 a $ 99,95. La colaboración con Been Trill aprovecha el bombo del street style en el industria de la moda.

Been Trill comenzó como un colectivo de arte y ahora es una marca de ropa que se inspira "desde las pasarelas de París hasta los contrabandistas de Canal Street", según la marca. sitio web.

Esta no es la primera colaboración entre las tres marcas: en junio se lanzó una colección de verano para "reinterpretar la iconografía clásica de Budweiser". GQ informó.


PacSun se declara en bancarrota cuando las mareas cambiantes reducen las ventas orientadas a los jóvenes

Pacific Sunwear of California Inc. solicitó protección por bancarrota después de lo que llamó años de errores administrativos que dejaron a la cadena de ropa orientada a los jóvenes sin poder competir con éxito en un entorno minorista cada vez más despiadado.

La compañía, que opera alrededor de una docena de tiendas en el norte de Texas, dijo que usará su tiempo en los tribunales para encontrar un comprador o que las filiales de la firma de capital privado Golden Gate Capital, su prestamista principal, la adquieran.

El director ejecutivo Gary H. Schoenfeld culpó a los gerentes anteriores de una serie de errores, incluidos dos planes de expansión fallidos, que hicieron más difícil para la empresa mantenerse al día con el aumento de la competencia y los gustos cambiantes en la moda juvenil.

"La expansión de la compañía a casi 1,000 tiendas creó una huella de tienda demasiado grande con numerosas tiendas de bajo rendimiento y costos de ocupación por encima del mercado", dijo Schoenfeld en documentos judiciales el jueves.

A fines de la década de 1990, PacSun comenzó a abrir tiendas basadas en la moda urbana además de sus tiendas de ropa de surf. El experimento fracasó y en 2008 la empresa había cerrado 225 tiendas. Ahora tiene menos de 600.

"Planeamos resolver los dos problemas estructurales que operacionalmente no podríamos solucionar por nuestra cuenta", dijo Schoenfeld en un comunicado. "El primero es un costo de ocupación muy alto de aproximadamente $ 140 millones por año, y el segundo es casi $ 90 millones de deuda a largo plazo que vencerá a finales de este año".

El acuerdo del prestamista debería permitir que la cadena reduzca la deuda y genere $ 20 millones, ya sea en forma de acciones compradas por inversionistas o nueva deuda. Schoenfeld dijo que la compañía debería obtener la aprobación judicial de su plan en un plazo de 120 días.

Pacific Sunwear tiene alrededor de $ 299 millones en activos y debe a los acreedores alrededor de $ 305 millones, según documentos judiciales presentados en Wilmington, Delaware. Los prestamistas senior Wells Fargo & Co., a los que se adeudan $ 31 millones, y Golden Gate, al que se adeudan alrededor de $ 81 millones, serán reembolsados ​​en su totalidad. Los proveedores también serán reembolsados ​​en su totalidad, con la mitad de su dinero en efectivo una vez que la empresa salga de la quiebra y el resto antes del 15 de diciembre.

Según la propuesta, Pacific Sunwear solicitaría ofertas por sus activos. Si alguien ofreciera lo suficiente para pagar por completo a los prestamistas senior, la compañía se vendería a sí misma en lugar de seguir adelante con el acuerdo de deuda por capital que resolvió antes de declararse en bancarrota.

La empresa también debe dar a los acreedores la oportunidad de votar sobre el plan. Ese voto será tomado en consideración por el juez de quiebras, quien toma la decisión final.

Wells Fargo acordó prestar hasta $ 100 millones para que la empresa los utilice mientras se reorganiza y proporcionar una línea de crédito renovable de $ 100 millones.

Sin la reestructuración, PacSun podría enfrentarse a un cierre total. La cadena ha tenido problemas para adaptarse a los gustos cambiantes de los consumidores, ya que los consumidores más jóvenes optan por la ropa de moda y menos costosa que venden cadenas como H&M y Forever 21.

El crecimiento de las tiendas de moda rápida y los comerciantes en línea ha llevado a las cadenas de tiendas y centros comerciales, incluidas American Apparel Inc. y Quiksilver Inc., a reestructuraciones supervisadas por los tribunales en el último año. Otros minoristas especializados, como Sports Authority Inc., también han buscado la protección de los acreedores.

PacSun, con sede en Anaheim, California, ha tenido pérdidas todos los años desde 2008, mientras que sus acciones se han desplomado un 96 por ciento en los últimos 12 meses. Instituyó un programa de reducción de costos el año pasado que, según dijo, generaría alrededor de $ 15 millones en ahorros en 2016.

Las ventas en la misma tienda, una medida común de éxito en la industria minorista, han sido más alentadoras. PacSun logró ventas positivas en las mismas tiendas durante los últimos cuatro años, mientras que competidores como Aeropostale Inc. experimentaron caídas continuas. En el cuarto trimestre, las ventas mismas tiendas aumentaron un 0,2 por ciento a 232,9 millones de dólares con respecto al año anterior, dijo la compañía en el comunicado.

Para ayudar a manejar el caso de quiebra y la reestructuración de la deuda, la empresa contrató al bufete de abogados Klee, Tuchin, Bogdanoff & Stern LLP. Guggenheim Securities es el banquero de inversión de la empresa.


PacSun se declara en bancarrota debido a que las mareas cambiantes reducen las ventas orientadas a los jóvenes

Pacific Sunwear of California Inc. se declaró en bancarrota después de lo que llamó años de errores administrativos que dejaron a la cadena de ropa orientada a los jóvenes incapaz de competir con éxito en un entorno minorista cada vez más despiadado.

La compañía, que opera alrededor de una docena de tiendas en el norte de Texas, dijo que usará su tiempo en los tribunales para encontrar un comprador o que las filiales de la firma de capital privado Golden Gate Capital, su prestamista principal, la adquieran.

El director ejecutivo Gary H. Schoenfeld culpó a los gerentes anteriores de una serie de errores, incluidos dos planes de expansión fallidos, que hicieron más difícil para la empresa mantenerse al día con el aumento de la competencia y los gustos cambiantes en la moda juvenil.

"La expansión de la compañía a casi 1,000 tiendas creó una huella de tienda demasiado grande con numerosas tiendas de bajo rendimiento y costos de ocupación por encima del mercado", dijo Schoenfeld en documentos judiciales el jueves.

A fines de la década de 1990, PacSun comenzó a abrir tiendas basadas en la moda urbana además de sus tiendas de ropa de surf. El experimento fracasó y en 2008 la empresa había cerrado 225 tiendas. Ahora tiene menos de 600.

"Planeamos resolver los dos problemas estructurales que operacionalmente no podríamos solucionar por nuestra cuenta", dijo Schoenfeld en un comunicado. "El primero es un costo de ocupación muy alto de aproximadamente $ 140 millones por año, y el segundo es casi $ 90 millones de deuda a largo plazo que vencerá a finales de este año".

El acuerdo del prestamista debería permitir que la cadena reduzca la deuda y genere $ 20 millones, ya sea en forma de acciones compradas por inversionistas o nueva deuda. Schoenfeld dijo que la compañía debería obtener la aprobación judicial de su plan en un plazo de 120 días.

Pacific Sunwear tiene alrededor de $ 299 millones en activos y debe a los acreedores alrededor de $ 305 millones, según documentos judiciales presentados en Wilmington, Delaware. Los prestamistas senior Wells Fargo & Co., a los que se adeudan $ 31 millones, y Golden Gate, al que se adeudan alrededor de $ 81 millones, serán reembolsados ​​en su totalidad. Los proveedores también serán reembolsados ​​en su totalidad, con la mitad de su dinero en efectivo una vez que la empresa salga de la quiebra y el resto antes del 15 de diciembre.

Según la propuesta, Pacific Sunwear solicitaría ofertas por sus activos. Si alguien ofreciera lo suficiente para pagar por completo a los prestamistas senior, la compañía se vendería a sí misma en lugar de seguir adelante con el acuerdo de deuda por capital que resolvió antes de declararse en bancarrota.

La empresa también debe darles a los acreedores la oportunidad de votar sobre el plan. Ese voto será tomado en consideración por el juez de quiebras, quien toma la decisión final.

Wells Fargo acordó prestar hasta $ 100 millones para que la empresa los utilice mientras se reorganiza y proporcionar una línea de crédito renovable de $ 100 millones.

Sin la reestructuración, PacSun podría enfrentarse a un cierre total. La cadena ha tenido problemas para adaptarse a los gustos cambiantes de los consumidores, ya que los consumidores más jóvenes optan por la ropa de moda y menos costosa que venden cadenas como H&M y Forever 21.

El crecimiento de las tiendas de moda rápida y los comerciantes en línea ha llevado a las cadenas de tiendas y centros comerciales, incluidas American Apparel Inc. y Quiksilver Inc., a reestructuraciones supervisadas por los tribunales en el último año. Otros minoristas especializados, como Sports Authority Inc., también han buscado la protección de los acreedores.

PacSun, con sede en Anaheim, California, ha tenido pérdidas todos los años desde 2008, mientras que sus acciones se han desplomado un 96 por ciento en los últimos 12 meses. Instituyó un programa de reducción de costos el año pasado que, según dijo, generaría alrededor de $ 15 millones en ahorros en 2016.

Las ventas en las mismas tiendas, una medida común de éxito en la industria minorista, han sido más alentadoras. PacSun logró ventas positivas en las mismas tiendas durante los últimos cuatro años, mientras que competidores como Aeropostale Inc. experimentaron caídas continuas. En el cuarto trimestre, las ventas mismas tiendas aumentaron un 0,2 por ciento a 232,9 millones de dólares con respecto al año anterior, dijo la compañía en el comunicado.

Para ayudar a manejar el caso de quiebra y la reestructuración de la deuda, la empresa contrató al bufete de abogados Klee, Tuchin, Bogdanoff & Stern LLP. Guggenheim Securities es el banquero de inversiones de la empresa.


PacSun se declara en bancarrota cuando las mareas cambiantes reducen las ventas orientadas a los jóvenes

Pacific Sunwear of California Inc. solicitó protección por bancarrota después de lo que llamó años de errores administrativos que dejaron a la cadena de ropa orientada a los jóvenes sin poder competir con éxito en un entorno minorista cada vez más despiadado.

La compañía, que opera alrededor de una docena de tiendas en el norte de Texas, dijo que usará su tiempo en los tribunales para encontrar un comprador o que las filiales de la firma de capital privado Golden Gate Capital, su prestamista principal, la adquieran.

El director ejecutivo Gary H. Schoenfeld culpó a los gerentes anteriores de una serie de errores, incluidos dos planes de expansión fallidos, que hicieron más difícil para la empresa mantenerse al día con el aumento de la competencia y los gustos cambiantes en la moda juvenil.

"La expansión de la compañía a casi 1,000 tiendas creó una huella de tienda demasiado grande con numerosas tiendas de bajo rendimiento y costos de ocupación por encima del mercado", dijo Schoenfeld en documentos judiciales el jueves.

A fines de la década de 1990, PacSun comenzó a abrir tiendas basadas en la moda urbana además de sus tiendas de ropa de surf. El experimento fracasó y en 2008 la empresa había cerrado 225 tiendas. Ahora tiene menos de 600.

"Planeamos resolver los dos problemas estructurales que operacionalmente no podríamos solucionar por nuestra cuenta", dijo Schoenfeld en un comunicado. "El primero es un costo de ocupación muy alto de aproximadamente $ 140 millones por año, y el segundo es casi $ 90 millones de deuda a largo plazo que vencen más adelante este año".

El acuerdo del prestamista debería permitir que la cadena reduzca la deuda y genere $ 20 millones, ya sea en forma de acciones compradas por inversionistas o nueva deuda. Schoenfeld dijo que la compañía debería obtener la aprobación judicial de su plan en un plazo de 120 días.

Pacific Sunwear tiene alrededor de $ 299 millones en activos y debe a los acreedores alrededor de $ 305 millones, según documentos judiciales presentados en Wilmington, Delaware. Los prestamistas senior Wells Fargo & Co., a los que se adeudan $ 31 millones, y Golden Gate, al que se adeudan alrededor de $ 81 millones, serán reembolsados ​​en su totalidad. Los proveedores también serán reembolsados ​​en su totalidad, con la mitad de su dinero en efectivo una vez que la empresa salga de la quiebra y el resto antes del 15 de diciembre.

Según la propuesta, Pacific Sunwear solicitaría ofertas por sus activos. Si alguien ofreciera lo suficiente para pagar por completo a los prestamistas senior, la compañía se vendería a sí misma en lugar de seguir adelante con el acuerdo de deuda por capital que resolvió antes de declararse en bancarrota.

La empresa también debe darles a los acreedores la oportunidad de votar sobre el plan. Ese voto será tomado en consideración por el juez de quiebras, quien toma la decisión final.

Wells Fargo acordó prestar hasta $ 100 millones para que la empresa los utilice mientras se reorganiza y proporcionar una línea de crédito renovable de $ 100 millones.

Sin la reestructuración, PacSun podría enfrentarse a un cierre total. La cadena ha tenido problemas para adaptarse a los gustos cambiantes de los consumidores, ya que los consumidores más jóvenes optan por la ropa de moda y menos costosa que venden cadenas como H&M y Forever 21.

El crecimiento de las tiendas de moda rápida y los comerciantes en línea ha llevado a las cadenas de tiendas y centros comerciales, incluidas American Apparel Inc. y Quiksilver Inc., a reestructuraciones supervisadas por los tribunales en el último año. Otros minoristas especializados, como Sports Authority Inc., también han buscado la protección de los acreedores.

PacSun, con sede en Anaheim, California, ha tenido pérdidas todos los años desde 2008, mientras que sus acciones se han desplomado un 96 por ciento en los últimos 12 meses. Instituyó un programa de reducción de costos el año pasado que, según dijo, generaría alrededor de $ 15 millones en ahorros en 2016.

Las ventas en la misma tienda, una medida común de éxito en la industria minorista, han sido más alentadoras. PacSun logró ventas positivas en las mismas tiendas durante los últimos cuatro años, mientras que competidores como Aeropostale Inc. experimentaron caídas continuas. En el cuarto trimestre, las ventas mismas tiendas aumentaron un 0,2 por ciento a 232,9 millones de dólares con respecto al año anterior, dijo la compañía en el comunicado.

Para ayudar a manejar el caso de quiebra y la reestructuración de la deuda, la empresa contrató al bufete de abogados Klee, Tuchin, Bogdanoff & Stern LLP. Guggenheim Securities es el banquero de inversiones de la empresa.


PacSun se declara en bancarrota cuando las mareas cambiantes reducen las ventas orientadas a los jóvenes

Pacific Sunwear of California Inc. se declaró en bancarrota después de lo que llamó años de errores administrativos que dejaron a la cadena de ropa orientada a los jóvenes incapaz de competir con éxito en un entorno minorista cada vez más despiadado.

La compañía, que opera alrededor de una docena de tiendas en el norte de Texas, dijo que usará su tiempo en los tribunales para encontrar un comprador o que las filiales de la firma de capital privado Golden Gate Capital, su prestamista principal, la adquieran.

El director ejecutivo Gary H. Schoenfeld culpó a los gerentes anteriores de una serie de errores, incluidos dos planes de expansión fallidos, que hicieron más difícil para la empresa mantenerse al día con el aumento de la competencia y los gustos cambiantes en la moda juvenil.

"La expansión de la compañía a casi 1,000 tiendas creó una huella de tienda demasiado grande con numerosas tiendas de bajo rendimiento y costos de ocupación por encima del mercado", dijo Schoenfeld en documentos judiciales el jueves.

A fines de la década de 1990, PacSun comenzó a abrir tiendas basadas en la moda urbana además de sus tiendas de ropa de surf. El experimento fracasó y en 2008 la empresa había cerrado 225 tiendas. Ahora tiene menos de 600.

"Planeamos resolver los dos problemas estructurales que operacionalmente no podríamos solucionar por nuestra cuenta", dijo Schoenfeld en un comunicado. "El primero es un costo de ocupación muy alto de aproximadamente $ 140 millones por año, y el segundo es casi $ 90 millones de deuda a largo plazo que vencerá a finales de este año".

El acuerdo del prestamista debería permitir que la cadena reduzca la deuda y genere $ 20 millones, ya sea en forma de acciones compradas por inversionistas o nueva deuda. Schoenfeld dijo que la compañía debería obtener la aprobación judicial de su plan en un plazo de 120 días.

Pacific Sunwear tiene alrededor de $ 299 millones en activos y debe a los acreedores alrededor de $ 305 millones, según documentos judiciales presentados en Wilmington, Delaware. Los prestamistas senior Wells Fargo & Co., a los que se adeudan $ 31 millones, y Golden Gate, al que se adeudan alrededor de $ 81 millones, serán reembolsados ​​en su totalidad. Los proveedores también serán reembolsados ​​en su totalidad, con la mitad de su dinero en efectivo una vez que la empresa salga de la quiebra y el resto antes del 15 de diciembre.

Según la propuesta, Pacific Sunwear solicitaría ofertas por sus activos. Si alguien ofreciera lo suficiente para pagar por completo a los prestamistas senior, la compañía se vendería a sí misma en lugar de seguir adelante con el acuerdo de deuda por capital que resolvió antes de declararse en bancarrota.

La empresa también debe darles a los acreedores la oportunidad de votar sobre el plan. Ese voto será tomado en consideración por el juez de quiebras, quien toma la decisión final.

Wells Fargo acordó prestar hasta $ 100 millones para que la empresa los utilice mientras se reorganiza y proporcionar una línea de crédito renovable de $ 100 millones.

Sin la reestructuración, PacSun podría enfrentarse a un cierre total. La cadena ha tenido problemas para adaptarse a los gustos cambiantes de los consumidores, ya que los consumidores más jóvenes optan por la ropa de moda y menos costosa que venden cadenas como H&M y Forever 21.

El crecimiento de las tiendas de moda rápida y los comerciantes en línea ha llevado a las cadenas de tiendas y centros comerciales, incluidas American Apparel Inc. y Quiksilver Inc., a reestructuraciones supervisadas por los tribunales en el último año. Otros minoristas especializados, como Sports Authority Inc., también han buscado la protección de los acreedores.

PacSun, con sede en Anaheim, California, ha tenido pérdidas todos los años desde 2008, mientras que sus acciones se han desplomado un 96 por ciento en los últimos 12 meses. Instituyó un programa de reducción de costos el año pasado que, según dijo, generaría alrededor de $ 15 millones en ahorros en 2016.

Las ventas en las mismas tiendas, una medida común de éxito en la industria minorista, han sido más alentadoras. PacSun logró ventas positivas en las mismas tiendas durante los últimos cuatro años, mientras que competidores como Aeropostale Inc. experimentaron caídas continuas. En el cuarto trimestre, las ventas mismas tiendas aumentaron un 0,2 por ciento a 232,9 millones de dólares con respecto al año anterior, dijo la compañía en el comunicado.

Para ayudar a manejar el caso de quiebra y la reestructuración de la deuda, la empresa contrató al bufete de abogados Klee, Tuchin, Bogdanoff & Stern LLP. Guggenheim Securities es el banquero de inversiones de la empresa.


PacSun se declara en bancarrota cuando las mareas cambiantes reducen las ventas orientadas a los jóvenes

Pacific Sunwear of California Inc. solicitó protección por bancarrota después de lo que llamó años de errores administrativos que dejaron a la cadena de ropa orientada a los jóvenes sin poder competir con éxito en un entorno minorista cada vez más despiadado.

La compañía, que opera alrededor de una docena de tiendas en el norte de Texas, dijo que usará su tiempo en los tribunales para encontrar un comprador o que las filiales de la firma de capital privado Golden Gate Capital, su prestamista principal, la adquieran.

El director ejecutivo Gary H. Schoenfeld culpó a los gerentes anteriores de una serie de errores, incluidos dos planes de expansión fallidos, que hicieron más difícil para la empresa mantenerse al día con el aumento de la competencia y los gustos cambiantes en la moda juvenil.

"La expansión de la compañía a casi 1,000 tiendas creó una huella de tienda demasiado grande con numerosas tiendas de bajo rendimiento y costos de ocupación por encima del mercado", dijo Schoenfeld en documentos judiciales el jueves.

A fines de la década de 1990, PacSun comenzó a abrir tiendas basadas en la moda urbana además de sus tiendas de ropa de surf. El experimento fracasó y en 2008 la empresa había cerrado 225 tiendas. Ahora tiene menos de 600.

"Planeamos resolver los dos problemas estructurales que operacionalmente no podríamos solucionar por nuestra cuenta", dijo Schoenfeld en un comunicado. "El primero es un costo de ocupación muy alto de aproximadamente $ 140 millones por año, y el segundo es casi $ 90 millones de deuda a largo plazo que vencen más adelante este año".

El acuerdo del prestamista debería permitir que la cadena reduzca la deuda y genere $ 20 millones, ya sea en forma de acciones compradas por inversionistas o nueva deuda. Schoenfeld dijo que la compañía debería obtener la aprobación judicial de su plan en un plazo de 120 días.

Pacific Sunwear tiene alrededor de $ 299 millones en activos y debe a los acreedores alrededor de $ 305 millones, según documentos judiciales presentados en Wilmington, Delaware. Los prestamistas senior Wells Fargo & Co., a los que se adeudan $ 31 millones, y Golden Gate, al que se adeudan alrededor de $ 81 millones, serán reembolsados ​​en su totalidad. Los proveedores también serán reembolsados ​​en su totalidad, con la mitad de su dinero en efectivo una vez que la empresa salga de la quiebra y el resto antes del 15 de diciembre.

Según la propuesta, Pacific Sunwear solicitaría ofertas por sus activos. Si alguien ofreciera lo suficiente para pagar por completo a los prestamistas senior, la compañía se vendería a sí misma en lugar de seguir adelante con el acuerdo de deuda por capital que resolvió antes de declararse en bancarrota.

La empresa también debe darles a los acreedores la oportunidad de votar sobre el plan. Ese voto será tomado en consideración por el juez de quiebras, quien toma la decisión final.

Wells Fargo acordó prestar hasta $ 100 millones para que la empresa los utilice mientras se reorganiza y proporcionar una línea de crédito renovable de $ 100 millones.

Sin la reestructuración, PacSun podría enfrentarse a un cierre total. La cadena ha tenido problemas para adaptarse a los gustos cambiantes de los consumidores, ya que los consumidores más jóvenes optan por la ropa de moda y menos costosa que venden cadenas como H&M y Forever 21.

El crecimiento de las tiendas de moda rápida y los comerciantes en línea ha llevado a las cadenas de tiendas y centros comerciales, incluidas American Apparel Inc. y Quiksilver Inc., a reestructuraciones supervisadas por los tribunales en el último año. Otros minoristas especializados, como Sports Authority Inc., también han buscado la protección de los acreedores.

PacSun, con sede en Anaheim, California, ha tenido pérdidas todos los años desde 2008, mientras que sus acciones se han desplomado un 96 por ciento en los últimos 12 meses. Instituyó un programa de reducción de costos el año pasado que, según dijo, generaría alrededor de $ 15 millones en ahorros en 2016.

Las ventas en la misma tienda, una medida común de éxito en la industria minorista, han sido más alentadoras. PacSun logró ventas positivas en las mismas tiendas durante los últimos cuatro años, mientras que competidores como Aeropostale Inc. experimentaron caídas continuas. En el cuarto trimestre, las ventas mismas tiendas aumentaron un 0,2 por ciento a 232,9 millones de dólares con respecto al año anterior, dijo la compañía en el comunicado.

Para ayudar a manejar el caso de quiebra y la reestructuración de la deuda, la empresa contrató al bufete de abogados Klee, Tuchin, Bogdanoff & Stern LLP. Guggenheim Securities es el banquero de inversión de la empresa.


PacSun se declara en bancarrota cuando las mareas cambiantes reducen las ventas orientadas a los jóvenes

Pacific Sunwear of California Inc. se declaró en bancarrota después de lo que llamó años de errores administrativos que dejaron a la cadena de ropa orientada a los jóvenes incapaz de competir con éxito en un entorno minorista cada vez más despiadado.

La compañía, que opera alrededor de una docena de tiendas en el norte de Texas, dijo que usará su tiempo en los tribunales para encontrar un comprador o que las filiales de la firma de capital privado Golden Gate Capital, su prestamista principal, la adquieran.

El director ejecutivo Gary H. Schoenfeld culpó a los gerentes anteriores de una serie de errores, incluidos dos planes de expansión fallidos, que hicieron más difícil para la empresa mantenerse al día con el aumento de la competencia y los gustos cambiantes en la moda juvenil.

"La expansión de la compañía a casi 1,000 tiendas creó una huella de tienda demasiado grande con numerosas tiendas de bajo rendimiento y costos de ocupación por encima del mercado", dijo Schoenfeld en documentos judiciales el jueves.

A fines de la década de 1990, PacSun comenzó a abrir tiendas basadas en la moda urbana además de sus tiendas de ropa de surf. El experimento fracasó y en 2008 la empresa había cerrado 225 tiendas. Ahora tiene menos de 600.

"Planeamos resolver los dos problemas estructurales que operacionalmente no podríamos solucionar por nuestra cuenta", dijo Schoenfeld en un comunicado. "El primero es un costo de ocupación muy alto de aproximadamente $ 140 millones por año, y el segundo es casi $ 90 millones de deuda a largo plazo que vencerá a finales de este año".

El acuerdo del prestamista debería permitir que la cadena reduzca la deuda y genere $ 20 millones, ya sea en forma de acciones compradas por inversionistas o nueva deuda. Schoenfeld dijo que la compañía debería obtener la aprobación judicial de su plan en un plazo de 120 días.

Pacific Sunwear tiene alrededor de $ 299 millones en activos y debe a los acreedores alrededor de $ 305 millones, según documentos judiciales presentados en Wilmington, Delaware. Los prestamistas senior Wells Fargo & Co., a los que se adeudan $ 31 millones, y Golden Gate, al que se adeudan alrededor de $ 81 millones, serán reembolsados ​​en su totalidad. Los proveedores también serán reembolsados ​​en su totalidad, con la mitad de su dinero en efectivo una vez que la empresa salga de la quiebra y el resto antes del 15 de diciembre.

Según la propuesta, Pacific Sunwear solicitaría ofertas por sus activos. Si alguien ofreciera lo suficiente para pagar por completo a los prestamistas senior, la compañía se vendería a sí misma en lugar de seguir adelante con el acuerdo de deuda por capital que resolvió antes de declararse en bancarrota.

La empresa también debe darles a los acreedores la oportunidad de votar sobre el plan. Ese voto será tomado en consideración por el juez de quiebras, quien toma la decisión final.

Wells Fargo acordó prestar hasta $ 100 millones para que la empresa los utilice mientras se reorganiza y proporcionar una línea de crédito renovable de $ 100 millones.

Sin la reestructuración, PacSun podría enfrentarse a un cierre total. La cadena ha tenido problemas para adaptarse a los gustos cambiantes de los consumidores, ya que los consumidores más jóvenes optan por la ropa de moda y menos costosa que venden cadenas como H&M y Forever 21.

El crecimiento de las tiendas de moda rápida y los comerciantes en línea ha llevado a las cadenas de tiendas y centros comerciales, incluidas American Apparel Inc. y Quiksilver Inc., a reestructuraciones supervisadas por los tribunales en el último año. Otros minoristas especializados, como Sports Authority Inc., también han buscado la protección de los acreedores.

PacSun, con sede en Anaheim, California, ha tenido pérdidas todos los años desde 2008, mientras que sus acciones se han desplomado un 96 por ciento en los últimos 12 meses. Instituyó un programa de reducción de costos el año pasado que, según dijo, generaría alrededor de $ 15 millones en ahorros en 2016.

Las ventas en las mismas tiendas, una medida común de éxito en la industria minorista, han sido más alentadoras. PacSun logró ventas positivas en las mismas tiendas durante los últimos cuatro años, mientras que competidores como Aeropostale Inc. experimentaron caídas continuas. En el cuarto trimestre, las ventas mismas tiendas aumentaron un 0,2 por ciento a 232,9 millones de dólares con respecto al año anterior, dijo la compañía en el comunicado.

Para ayudar a manejar el caso de quiebra y la reestructuración de la deuda, la empresa contrató al bufete de abogados Klee, Tuchin, Bogdanoff & Stern LLP. Guggenheim Securities es el banquero de inversión de la empresa.


PacSun se declara en bancarrota debido a que las mareas cambiantes reducen las ventas orientadas a los jóvenes

Pacific Sunwear of California Inc. solicitó protección por bancarrota después de lo que llamó años de errores administrativos que dejaron a la cadena de ropa orientada a los jóvenes sin poder competir con éxito en un entorno minorista cada vez más despiadado.

La compañía, que opera alrededor de una docena de tiendas en el norte de Texas, dijo que usará su tiempo en los tribunales para encontrar un comprador o que las filiales de la firma de capital privado Golden Gate Capital, su prestamista principal, la adquieran.

El director ejecutivo Gary H. Schoenfeld culpó a los gerentes anteriores de una serie de errores, incluidos dos planes de expansión fallidos, que hicieron más difícil para la empresa mantenerse al día con el aumento de la competencia y los gustos cambiantes en la moda juvenil.

"La expansión de la compañía a casi 1,000 tiendas creó una huella de tienda demasiado grande con numerosas tiendas de bajo rendimiento y costos de ocupación por encima del mercado", dijo Schoenfeld en documentos judiciales el jueves.

A fines de la década de 1990, PacSun comenzó a abrir tiendas basadas en la moda urbana además de sus tiendas de ropa de surf. El experimento fracasó y en 2008 la empresa había cerrado 225 tiendas. Ahora tiene menos de 600.

"Planeamos resolver los dos problemas estructurales que operacionalmente no podríamos solucionar por nuestra cuenta", dijo Schoenfeld en un comunicado. "El primero es un costo de ocupación muy alto de aproximadamente $ 140 millones por año, y el segundo es casi $ 90 millones de deuda a largo plazo que vencen más adelante este año".

El acuerdo del prestamista debería permitir que la cadena reduzca la deuda y genere $ 20 millones, ya sea en forma de acciones compradas por inversionistas o nueva deuda. Schoenfeld dijo que la compañía debería obtener la aprobación judicial de su plan en un plazo de 120 días.

Pacific Sunwear tiene alrededor de $ 299 millones en activos y debe a los acreedores alrededor de $ 305 millones, según documentos judiciales presentados en Wilmington, Delaware. Los prestamistas senior Wells Fargo & Co., a los que se adeudan $ 31 millones, y Golden Gate, al que se adeudan alrededor de $ 81 millones, serán reembolsados ​​en su totalidad. Los proveedores también serán reembolsados ​​en su totalidad, con la mitad de su dinero en efectivo una vez que la empresa salga de la quiebra y el resto antes del 15 de diciembre.

Según la propuesta, Pacific Sunwear solicitaría ofertas por sus activos. Si alguien ofreciera lo suficiente para pagar por completo a los prestamistas senior, la empresa se vendería a sí misma en lugar de seguir adelante con el acuerdo de deuda por capital que resolvió antes de declararse en quiebra.

La empresa también debe dar a los acreedores la oportunidad de votar sobre el plan. Ese voto será tomado en consideración por el juez de quiebras, quien toma la decisión final.

Wells Fargo acordó prestar hasta $ 100 millones para que la empresa los utilice mientras se reorganiza y proporcionar una línea de crédito renovable de $ 100 millones.

Sin la reestructuración, PacSun podría enfrentarse a un cierre total. La cadena ha tenido problemas para adaptarse a los gustos cambiantes de los consumidores, ya que los consumidores más jóvenes optan por la ropa de moda y menos costosa que venden cadenas como H&M y Forever 21.

El crecimiento de las tiendas de moda rápida y los comerciantes en línea ha llevado a las cadenas de tiendas y centros comerciales, incluidas American Apparel Inc. y Quiksilver Inc., a reestructuraciones supervisadas por los tribunales en el último año. Otros minoristas especializados, como Sports Authority Inc., también han buscado la protección de los acreedores.

PacSun, con sede en Anaheim, California, ha tenido pérdidas todos los años desde 2008, mientras que sus acciones se han desplomado alrededor del 96 por ciento en los últimos 12 meses. Instituyó un programa de reducción de costos el año pasado que, según dijo, generaría alrededor de $ 15 millones en ahorros en 2016.

Las ventas en las mismas tiendas, una medida común de éxito en la industria minorista, han sido más alentadoras. PacSun logró ventas positivas en las mismas tiendas durante los últimos cuatro años, mientras que competidores como Aeropostale Inc. experimentaron caídas continuas. En el cuarto trimestre, las ventas mismas tiendas aumentaron un 0,2 por ciento a 232,9 millones de dólares con respecto al año anterior, dijo la compañía en el comunicado.

Para ayudar a manejar el caso de quiebra y la reestructuración de la deuda, la empresa contrató al bufete de abogados Klee, Tuchin, Bogdanoff & Stern LLP. Guggenheim Securities es el banquero de inversiones de la empresa.


PacSun se declara en bancarrota cuando las mareas cambiantes reducen las ventas orientadas a los jóvenes

Pacific Sunwear of California Inc. se declaró en bancarrota después de lo que llamó años de errores administrativos que dejaron a la cadena de ropa orientada a los jóvenes sin poder competir con éxito en un entorno minorista cada vez más despiadado.

La compañía, que opera alrededor de una docena de tiendas en el norte de Texas, dijo que usará su tiempo en los tribunales para encontrar un comprador o que las filiales de la firma de capital privado Golden Gate Capital, su prestamista principal, la adquieran.

El director ejecutivo Gary H. Schoenfeld culpó a los gerentes anteriores de una serie de errores, incluidos dos planes de expansión fallidos, que dificultaron a la empresa mantenerse al día con el aumento de la competencia y los gustos cambiantes en la moda juvenil.

“The company’s expansion to nearly 1,000 stores created too large a store footprint with numerous underperforming stores and above-market occupancy costs,” Schoenfeld said in court papers Thursday.

In the late 1990s, PacSun began opening stores based on urban fashions in addition to its surfwear shops. The experiment failed and by 2008 the company had closed 225 stores. It now has fewer than 600.

“We plan to solve the two structural issues that operationally we could not fix on our own,” Schoenfeld said in a statement. “First is a very high occupancy cost of approximately $140 million per year, and second is nearly $90 million of long-term debt coming due later this year.”

The lender deal should allow the chain to cut debt and bring in $20 million, either in the form of equity bought by investors or new debt. Schoenfeld said the company should win court approval of its plan within 120 days.

Pacific Sunwear has about $299 million in assets and owes creditors about $305 million, according to court papers filed in Wilmington, Delaware. Senior lenders Wells Fargo & Co., which is owed $31 million, and Golden Gate, owed about $81 million, will be repaid in full. Suppliers will also be repaid in full, with half their money coming once the company exits bankruptcy and the rest by Dec. 15.

Under the proposal, Pacific Sunwear would solicit bids for its assets. Should someone offer enough to fully pay off senior lenders, the company would sell itself instead of moving ahead with the debt-for-equity deal it worked out before filing for bankruptcy.

The company must also give creditors a chance to vote on the plan. That vote will be taken into consideration by the bankruptcy judge, who makes the final decision.

Wells Fargo has agreed to lend as much as $100 million for the company to use while it reorganizes and to provide a $100 million revolving line of credit.

Without the restructuring, PacSun might be facing face a total shutdown. The chain has struggled to adapt to shifting consumer tastes, as younger consumers opt for the trendy and less-expensive apparel sold by chains such as H&M and Forever 21.

The growth of fast-fashion stores and online merchants has driven storefront and mall-based chains including American Apparel Inc. and Quiksilver Inc. into court-supervised restructurings in the past year. Other specialty retailers, such as Sports Authority Inc., have also sought creditor protection.

Anaheim, California-based PacSun has had losses every year since 2008, while its shares have plunged about 96 percent in the past 12 months. It instituted a cost-cutting program last year that it said would bring about $15 million in savings in 2016.

Same-store sales, a common measure of success in the retail industry, have been more encouraging. PacSun achieved positive same-store sales over the past four years while competitors such as Aeropostale Inc. saw continuing declines. In the fourth quarter, same-store sales inched up 0.2 percent to $232.9 million from the year before, the company said in the statement.

To help handle the bankruptcy case and the debt restructuring, the company hired the law firm of Klee, Tuchin, Bogdanoff & Stern LLP. Guggenheim Securities is the company’s investment banker.


PacSun files for bankruptcy as shifting tides cut into youth-oriented sales

Pacific Sunwear of California Inc. filed for bankruptcy protection after what it called years of management blunders that left the youth-oriented clothing chain unable to compete successfully in an increasingly cutthroat retail environment.

The company, which operates about a dozen stores in North Texas, said it will use its time in court to find a buyer or be taken over by affiliates of the private equity firm Golden Gate Capital, its senior lender.

Chief Executive Officer Gary H. Schoenfeld blamed past managers for a series of mistakes - including two failed expansion plans - that made it harder for the company to keep up with increased competition and the changing tastes in youth-oriented fashions.

“The company’s expansion to nearly 1,000 stores created too large a store footprint with numerous underperforming stores and above-market occupancy costs,” Schoenfeld said in court papers Thursday.

In the late 1990s, PacSun began opening stores based on urban fashions in addition to its surfwear shops. The experiment failed and by 2008 the company had closed 225 stores. It now has fewer than 600.

“We plan to solve the two structural issues that operationally we could not fix on our own,” Schoenfeld said in a statement. “First is a very high occupancy cost of approximately $140 million per year, and second is nearly $90 million of long-term debt coming due later this year.”

The lender deal should allow the chain to cut debt and bring in $20 million, either in the form of equity bought by investors or new debt. Schoenfeld said the company should win court approval of its plan within 120 days.

Pacific Sunwear has about $299 million in assets and owes creditors about $305 million, according to court papers filed in Wilmington, Delaware. Senior lenders Wells Fargo & Co., which is owed $31 million, and Golden Gate, owed about $81 million, will be repaid in full. Suppliers will also be repaid in full, with half their money coming once the company exits bankruptcy and the rest by Dec. 15.

Under the proposal, Pacific Sunwear would solicit bids for its assets. Should someone offer enough to fully pay off senior lenders, the company would sell itself instead of moving ahead with the debt-for-equity deal it worked out before filing for bankruptcy.

The company must also give creditors a chance to vote on the plan. That vote will be taken into consideration by the bankruptcy judge, who makes the final decision.

Wells Fargo has agreed to lend as much as $100 million for the company to use while it reorganizes and to provide a $100 million revolving line of credit.

Without the restructuring, PacSun might be facing face a total shutdown. The chain has struggled to adapt to shifting consumer tastes, as younger consumers opt for the trendy and less-expensive apparel sold by chains such as H&M and Forever 21.

The growth of fast-fashion stores and online merchants has driven storefront and mall-based chains including American Apparel Inc. and Quiksilver Inc. into court-supervised restructurings in the past year. Other specialty retailers, such as Sports Authority Inc., have also sought creditor protection.

Anaheim, California-based PacSun has had losses every year since 2008, while its shares have plunged about 96 percent in the past 12 months. It instituted a cost-cutting program last year that it said would bring about $15 million in savings in 2016.

Same-store sales, a common measure of success in the retail industry, have been more encouraging. PacSun achieved positive same-store sales over the past four years while competitors such as Aeropostale Inc. saw continuing declines. In the fourth quarter, same-store sales inched up 0.2 percent to $232.9 million from the year before, the company said in the statement.

To help handle the bankruptcy case and the debt restructuring, the company hired the law firm of Klee, Tuchin, Bogdanoff & Stern LLP. Guggenheim Securities is the company’s investment banker.


PacSun files for bankruptcy as shifting tides cut into youth-oriented sales

Pacific Sunwear of California Inc. filed for bankruptcy protection after what it called years of management blunders that left the youth-oriented clothing chain unable to compete successfully in an increasingly cutthroat retail environment.

The company, which operates about a dozen stores in North Texas, said it will use its time in court to find a buyer or be taken over by affiliates of the private equity firm Golden Gate Capital, its senior lender.

Chief Executive Officer Gary H. Schoenfeld blamed past managers for a series of mistakes - including two failed expansion plans - that made it harder for the company to keep up with increased competition and the changing tastes in youth-oriented fashions.

“The company’s expansion to nearly 1,000 stores created too large a store footprint with numerous underperforming stores and above-market occupancy costs,” Schoenfeld said in court papers Thursday.

In the late 1990s, PacSun began opening stores based on urban fashions in addition to its surfwear shops. The experiment failed and by 2008 the company had closed 225 stores. It now has fewer than 600.

“We plan to solve the two structural issues that operationally we could not fix on our own,” Schoenfeld said in a statement. “First is a very high occupancy cost of approximately $140 million per year, and second is nearly $90 million of long-term debt coming due later this year.”

The lender deal should allow the chain to cut debt and bring in $20 million, either in the form of equity bought by investors or new debt. Schoenfeld said the company should win court approval of its plan within 120 days.

Pacific Sunwear has about $299 million in assets and owes creditors about $305 million, according to court papers filed in Wilmington, Delaware. Senior lenders Wells Fargo & Co., which is owed $31 million, and Golden Gate, owed about $81 million, will be repaid in full. Suppliers will also be repaid in full, with half their money coming once the company exits bankruptcy and the rest by Dec. 15.

Under the proposal, Pacific Sunwear would solicit bids for its assets. Should someone offer enough to fully pay off senior lenders, the company would sell itself instead of moving ahead with the debt-for-equity deal it worked out before filing for bankruptcy.

The company must also give creditors a chance to vote on the plan. That vote will be taken into consideration by the bankruptcy judge, who makes the final decision.

Wells Fargo has agreed to lend as much as $100 million for the company to use while it reorganizes and to provide a $100 million revolving line of credit.

Without the restructuring, PacSun might be facing face a total shutdown. The chain has struggled to adapt to shifting consumer tastes, as younger consumers opt for the trendy and less-expensive apparel sold by chains such as H&M and Forever 21.

The growth of fast-fashion stores and online merchants has driven storefront and mall-based chains including American Apparel Inc. and Quiksilver Inc. into court-supervised restructurings in the past year. Other specialty retailers, such as Sports Authority Inc., have also sought creditor protection.

Anaheim, California-based PacSun has had losses every year since 2008, while its shares have plunged about 96 percent in the past 12 months. It instituted a cost-cutting program last year that it said would bring about $15 million in savings in 2016.

Same-store sales, a common measure of success in the retail industry, have been more encouraging. PacSun achieved positive same-store sales over the past four years while competitors such as Aeropostale Inc. saw continuing declines. In the fourth quarter, same-store sales inched up 0.2 percent to $232.9 million from the year before, the company said in the statement.

To help handle the bankruptcy case and the debt restructuring, the company hired the law firm of Klee, Tuchin, Bogdanoff & Stern LLP. Guggenheim Securities is the company’s investment banker.


Ver el vídeo: Webinar: Como las marcas se están comprometiendo en temas de Diversidad, Equidad e Inclusión.